Mis reflexiones

Comillas Sophia

La perfección

Para motivarme cuando era chica, mi papá me decía que yo era la mejor. Tanto me lo decía que yo me lo terminé creyendo. Era la mejor de la clase, a la que quisieron adelantar varias veces de año porque me aburría. El problema llegó cuando de repente no fui la mejor. No era la mejor en gimnasia, no ganaba medallas en las competencias de atletismo como mi hermano… y así muchas cosas más, claro.

Crecí buscando la perfección. Si probaba alguna actividad nueva y no era la mejor, la dejaba… o simplemente no me animaba a empezarla por miedo a no ser la que destacaba. ¿No te agobia de solo leerlo? Me frustraba mucho cuando no me iba “bien” (bien según mis estándares), y me enojaba cuando alguien se comparaba conmigo y me mostraba que le había ido mejor que a mí.

Me costó años darme cuenta de que no soy perfecta y nunca voy a serlo. Y de que la perfección no genera mi valor como persona. No valgo más por ser la mejor de la clase. Si es que a nadie le importa!! Solo a mí. Solo yo me auto boicoteo y dejo de hacer cosas por el miedo a no llegar a la expectativa que yo sola me impongo.

Mi punto de inflexión fue cuando cambié mi objetivo de PERFECCIÓN a DIVERSIÓN. El deseo de querer seguir con una actividad se refleja en mi grado de diversión. Si la paso bien, la continuo, sino la dejo. No tengo que ser perfecta, solo tengo que divertirme. He aprendido a reírme de mi misma cuando las cosas no me salen, y a ponerle empeño por mejorar, pero por mí misma, no por la visión de los demás.

Buscar la perfección es un camino tedioso que seguramente no llegue a buen puerto. Buscar la diversión es el camino que yo encontré para sentirme más feliz y segura de mí misma. Te invito a que lo pruebes 😊

Ser "blandit@"

Según yo, hay una construcción social creada por manipuladores que implica hacer sentir “blanditos” a otras personas. Alguna vez te pasó que te sentías mal en un trabajo, en una clase, en cualquier lado, porque no te sentías valorad@? O te sentías rechazad@? Pero no querías irte porque sino te iban a ver como un@ blandit@ que no se aguanta una? Eso, según yo, es manipulación.

Por qué tengo que quedarme en un lugar donde la estoy pasando mal? Porque me dicen que soy una blandita? No serán ell@s l@s blandit@s que para sentirse más importantes tienen que hacer sentir mal a la otra persona? Que tanto déficit de autoestima tienen que solo la cubren cuando se sienten poderos@s con el resto?

Irse de ese lugar donde te destratan para mi no es ser blandit@. Es ser inteligente.

Las metas

Cuando se acerca fin de año me pongo a reflexionar todo lo que logré y las metas que aún no cumplí. Siento que por un lado las metas están buenísimas para auto motivarte pero por otro lado te pueden llevar a un sentimiento de “fracaso” si no las cumpliste.

Con mis amigas hicimos una lista de metas para el 2023. Cumplí 12 y me quedaron 4. Lejos de frustrarme, me alegro de haber cumplido las que pude y las que me quedaron, se renuevan. Según yo, hay que alegrarse por los pasitos que vamos dando, felicitarnos por lo que logramos! Sino todo se vuelve un auto sabotaje por esas 4 metas que no pude cumplir. Me seguiré motivando y estoy segura que las voy a lograr. Además todas dependen de mi. Lo que no depende de mi son deseos. Pero eso es otra cosa.

Yo no me canso  de intencionar, de mirar para adentro, de confiar. Y también de trabajar en mis objetivos para que realmente sucedan. Y de repente un día cualquiera, me doy cuenta de todo lo que logré 💫

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *